Siete problemas comunes después del embarazo y cómo enfrentarlos

¿Estás embarazada o acabas de parir? ¡Felicitaciones! Ser madre es la mejor experiencia que puede vivir una mujer. Más allá de esto, es común que muchas mujeres estén preocupadas por los efectos del embarazo en su cuerpo después de parir.

¿Te preocupa este tema? Es importante poder identificar los posibles problemas post-parto para poder trazar un plan de acción y disminuir sus efectos.

A continuación te mostraremos los siete problemas más comunes que afectan a las mujeres que acaban de ser madres. ¡Descúbrelos ahora mismo!

Abdomen flácido

Una vez que tienes a tu bebe, rápidamente pierdes casi todo el peso del mismo, pero notarás que tu barriga quedará más flácida o “suelta”. Esto no es un problema ni un defecto, es simplemente el útero que está agrandado (por haber llevado al bebé) y necesita hasta dos meses para volver a su tamaño original.

Esto significa que tendrás que vivir con una barriga “agrandada” durante un tiempo, y es muy poco lo que se puede hacer para evitarlo.

Sin embargo, ¡no tienes que rendirte! Cualquier ejercicio que realices para fortalecer los músculos del abdomen, será muy bueno para ti. Puedes hacer ejercicios que impacten los músculos transversales. Estos junto a ejercicio cardiovascular regular te ayudarán a quemar grasa corporal y fortalecer los músculos de la zona.

Senos caídos

Así como la barriga se agranda, es normal que los senos se caigan un poco después de parir. Durante el embarazo y durante toda la etapa en la que una mujer amamante a su bebé, los cambios hormonales en el el cuerpo hacen que el tejido mamario se expanda y que la piel alrededor de él se estire, haciendo que los senos se vean más grandes.

Cuando pasa el tiempo y la piel vuelve poco a poco a su tamaño original, la piel pierde elasticidad y, por consecuencia, los senos se caen.

Para poder luchar contra este problema, puedes hacer ejercicios para ejercitar los músculos de los pectorales. Además, podrías masajear la zona con aceite tibio hacia arriba. No olvides que también puedes utilizar corpiño con soporte. Si vas a realizar deportes, utiliza sostén deportivos.

Secreción vaginal (loquios)

El flujo compuesto principalmente por sangre y por restos de tejido del útero es otro problema que una mujer tiene que enfrentar luego de parir. Este tipo de descarga vaginal se conoce como loquios y puede durar varias semanas. Es un proceso mediante el cual el cuerpo elimina sangre y tejido del útero.

Para poder contrarrestar esta descarga vaginal puedes utilizar toallitas especiales y cambiarlas varias veces por día. No utilices tampones, porque pueden producir infección en esta etapa en particular. Tienes que brindarle a tu cuerpo tiempo para sanarse, y este flujo vaginal se irá solo.

Decoloración de la piel

Luego de parir, el “brillo” del embarazo desaparece rápidamente. Muchas mujeres pasan a tener un color más pálido, y algunas mujeres experimentan manchas oscuras en la cabeza, las mejillas, o el labio superior.

Esto sucede por los cambios hormonales por los que pasa el cuerpo después de dar a luz, ya que la piel se seca rápidamente. Sin embargo, es importante destacar que este problema es temporal y se irá en unas semanas.

¿Qué otros problemas podrías enfrentar después de parir?

  • Marcas en la piel: tienes que mantener la piel hidratada para combatirlas. Prueba masajear la zona afectada con aceite de coco tibio durante la mañana y la noche. Toma mucho líquido durante el día y sigue una dieta que sea beneficiosa para la piel.
  • Pérdida de cabello: los cambios hormonales hacen que el pelo se caiga, ya que el nivel de estrógeno baja. Este problema se tendría que solucionar solo en los próximos seis a doce meses. Intenta seguir una dieta rica en proteínas para favorecer el crecimiento del cabello.
  • Vagina seca: también se produce por cambios hormonales en tu cuerpo. Podrías utiliza un humectante para la vagina hasta que la situación se normalice.