Conoce las 13 increíbles propiedades de la caléndula

La caléndula es una hierba que posee propiedades beneficiosas en la estética y la medicina. Se utiliza desde hace mucho tiempo por su versatilidad.

De colores vistosos, es indicada en tratamientos antiinflamatorios, antibacterianos, cicatrizantes, antisépticos, fungicida y así para un sinfín de efectos positivos en nuestra salud.

En la antigüedad, los romanos y egipcios empleaban la caléndula combatir afecciones, de hecho la consideraban una planta milagrosa.

Hoy la realidad no es tan distinta, ya que esta panacea es común entre los remedios naturales sugeridos cuando sufrimos diversas enfermedades, además nos ayuda en varios trucos de belleza.

Podemos beberla en infusiones o aplicarla directamente en la piel a través de cremas.

Conoce en qué nos favorecen las propiedades de la caléndula

  1. Es cicatrizante: regenera la piel dañada, produce más colágeno, hidrata los labios, mejora los efectos de la psoriasis, rasguños, herpes bucales, etc. 
  2. Regula el ciclo menstrual: alivia los espasmos que sufren las mujeres durante su periodo, debido a su alto contenido de flavonoides que corrigen los vasos sanguíneos y adecuan la circulación. Cuando se padece amenorrea o falta de menstruación, las infusiones de caléndula son buenas para volver a la regularidad.
  3. Calma trastornos digestivos: si el problema es gastritis, vómitos, indigestión o úlceras, este remedio es conveniente. Un té de caléndula después de comer previene tales malestares. 
  4. Relaja la vista: si colocamos compresas de caléndula, seguro eliminará el cansancio visual producto de la exposición al sol, contacto con pantallas o factores irritantes, por ejemplo el humo. 
  5. Cura irritaciones: en el caso de bebés afectados por pañalitis u otras irritaciones, lavarlo con agua de caléndula lo refrescará.  Entre las propiedades de la hierba están las suavizantes, emolientes y calmantes. 
  6. Es antiinflamatoria: funciona principalmente cuando se trata de llagas o lesiones en la boca, amigdalitis, gingivitis y faringitis. Si hacemos gárgaras con una infusión de caléndula, preferiblemente fría, se suavizan los tejidos inflamados. 
  7. Baja hematomas y golpes: además alivia el dolor, si colocamos compresas de agua de caléndula sobre el área afectada. 
  8. Quita el malestar reumático: mezclar alcohol con caléndula, al igual que la infusión, tiene efectos relajantes en los dolores que causa el reumatismo. 
  9. Combate hongos: candidiasis, pie de atleta y micosis son pueden tratarse con esta hierba. 
  10. Elimina la anemia: si la unimos con infusiones de romero o la ortiga, los resultados son mejores. 
  11. Buen limpiador facial: es un excelente para limpiar el maquillaje. Podemos preparar esta crema en casa: mezcla los pétalos de seis flores de caléndula con una cucharada de manteca de cacao y seis cucharadas de aceite de almendras. Llévalo a baño de maría cinco minutos. La colamos y dejamos reposar antes de usar. Dura hasta seis meses si la conservamos bien.
  12. Efectiva tras picaduras de insectos: por sus mismas propiedades antiinflamatorias, la caléndula funciona a la perfección si la aplicamos inmediatamente después que nos pica algún insecto, además de prevenir la infección, controla la hinchazón. 
  13. Desaparece verrugas: las abuelas recomiendan usar cremas o aceite de caléndulas para quitar esas arrugas que tanto odiamos. Las cremas de caléndula las borran sin dejar marcas.

Si bien es una planta con innumerables bondades medicinales y de estética, es posible que algunas personas reaccionen de forma alérgica a esta, por eso se recomienda primero probar el tratamiento en un área pequeña de la piel, antes de esparcirlo por completo. También hay que saber diferenciarla, ya que existen algunas flores similares.

En caso que sufras algunas de las afecciones que te comentamos, prueba los beneficios que la naturaleza te regala a través de la caléndula.