Conoce las 7 grandes fuentes de proteína vegana

Algunas personas que siguen la dieta vegana no comen ni usan nada que provenga de fuente animal. Esto quiere decir que no comen pescado, carne, leche, lácteos, miel, cuero, seda o cosméticos y jabones que contengan productos de origen animal. Lo cierto es que con una dieta adecuada, este tipo de alimentación puede llevar siempre y cuando consumas alimentos que sean fuente de proteína vegana. 

Algunos de los riesgos de este tipo de dietas es que pueden sufrir deficiencia de vitamina B12, consecuencia de no consumir productos animales ni carne. Por suerte el hierro lo puedes encontrar en muchos granos y alimentos, los cuales suelen estar fortificados con vitamina B12.

A continuación te mostratemos 7 alimentos que no provienen de fuente animal y que puedes consumir para sumar proteína a tu cuerpo.

1. Mix de frijoles

Los frijoles realmente son una comida mágica. Vienen llenos de proteína vegana y, al haber tanta variedad, las comidas que puedes preparar son realmente infinitas.

Una taza de soja hervida contiene 23gr de proteína. Una capa de frijol frances, poroto negro, de lima, de maíz, lenteja contiene entre 13 y 15 gramos. Para un snack rápido, disfruta 1/3 de taza de hummus, el cual contiene 7 gramos de proteína, acompañándolo con zanahorias o apio.

2. Leche de soja

Las leches alternativas se volvieron populares últimamente y están al alcance de todos nosotros. 1 vaso de leche de soja contiene de 7 a 9 gramos de proteínas. Puedes sumarle leche de soja a tus cereales o hacerte un batido durante el desayuno.

3. Tofu

El tofu está hecho de granos de soja y es una gran fuente de proteína. Puedes sumarla a muchísimas preparaciones ya que es muy versátil. 4 rebanadas de tofu contienen 9 gramos de proteína y puedes sumarla en el desayuno, almuerzo o cena. Si lo que buscas es un snack light, combina tofu con una rica salsa de tomate, palta o hummus.

4. Quinoa, el super grano

La quinoa es un grano delicioso con un suave sabor a nuez. Contiene 9 gramos de proteína por taza (cocino) y es fácil de digerir. Al ser una gran fuente de hierro, puedes reemplazar el arrox por ella o utilizarla en lugar de la pasta, como base de una ensalada.

Por ejemplo, un poco de quinoa hervida con algunos vegetales crudos y cocinos, un rico condimento y tendrás una ensalda fresca, saludable y sobre todo nutritiva. Una gran fuente de proteína vegana para tu cuerpo.

5. Pan de grano germinado

El uso de pan de grano germinado como base del desayuno o almuerzo es una forma simple y saludable de incorporar proteína. Dos rebanadas de este pan contienen 10 gramos de proteína haciendo una alternativa más saludable que la del pan común.

Extiende un poco de mantequilla de maní y puré de aguacate sobre el pan tostado y tendrás un delicioso almuerzo.

6. Lentejas

Las lentejas son la gran fuente de proteína vegana. Una taza de lentejas hervidas contienen 18 gramos de proteína. Puedes combinarla con vegetales y verduras cocidas y comerla tanto fría como caliente.

7. Mantequilla de maní

Dos cucharadas pueden contener hasta 8 gramos de proteína, convirtiéndola en un ingrediente perfecto para desayunos y meriendas llenas de energía. Prueba untando manzana con mantequilla, y si tienen niños pueden sumárselo a sus muffins.