¿Psoriasis en tus uñas? Mejora su aspecto con 6 efectivos tratamientos

La psoriasis crónica es una enfermedad del sistema inmune que puede volverse severa en algunos casos. Esta condición hace que tu cuerpo produzca muchas células de la piel. La psoriasis en las uñas no es grave pero sí puede transforma el aspecto general de las uñas.

Este problema no produce dolor pero puede ser vergonzoso para quien lo padece. Si padeces de psoriasis de uñas existen algunos tratamiento que puedes probar para ayudar a mejorar el aspecto de tus uñas.

1. Cuidar las uñas

Quizás sea obvio pero muchas personas no suelen cuidar y darle la atención necesaria a sus uñas. Necesitas darle el cuidado que necesitan cortándolas cuando están crecidas, estimular las cutículas para que crezcan fuertes y no se resquebrajen. No uses esmalte a diario, déjalas descansar de los químicos.

2. Aceite de coco

Si sufres de psoriasis en las uñas, es importante que mantengas las uñas y las cutículas humectadas, especialmente si han entrado en contacto con el agua.

Un buen humectante es el aceite de coco que aparte de ser natural, tiene ácidos grasos naturales que funcionan como anti fungicidas. Aplica el aceite de coco (poca cantidad) sobre las uñas y la base de ellas. Repite esto dos a tres veces por día para mejores resultados.

3. Glicerina

Es uno de los humectantes que más pueden ayudarte a tratar la psoriasis en la zona. Es un producto que ayudará a proteger las uñas por muchas horas. Mezcla la misma cantidad de glicerina que de agua en un cuenco. Sumerge las uñas y déjalas de 10 a 15 minutos. Luego enjuaga con abundante agua sin refregar.

4. Aceite de árbol de té

Para las infecciones producidas por hongos este aceite es ideal. Las personas que sufren psoriasis, por consecuencia pueden sufrir de hongos. Para evitar que esto sucede, nada mejor que el aceite de té.

Debido a que es un fuerte fungicida, anti bacterial y anti séptico, este aceite ayuda a combatir las infecciones de las uñas. Un par de gotas en un cuenco mezclado con agua bastará para dejar tus uñas protegidas y sin infecciones.

5. Áloe vera

Esta magnífica planta ayuda a mantener las uñas hidratadas y prevenir que se rompan y quiebren. Además es un anti inflamatorio muy efectivo. Extrae de la hoja de aloe el gel que se encuentra en el interior. Aplícalo directamente sobre las uñas y las zonas del costado. Repite tres o cuatro veces por día.

6. Manteca de karité

Funciona como un gran humectante, además de darle brillo a las uñas. Sus grandes cantidades de vitamina A y E funcionan como un hidratante prolongado para las uñas de tus manos y pies.

Toma un pedazo de manteca, frótala suavemente en cada una de las uñas afectadas y déjalo actuar durante toda la noche. Al día siguiente remueve suavemente con abundante agua. Repite a diario el procedimiento hasta que veas buenos resultados.