Cómo quitar el insoportable dolor de muela de forma natural

Dicen que no hay un dolor más agudo e insoportable que un dolor de muela. Quienes lo han padecido concuerdan en que es uno de los más intolerantes e intensos que han vivido, y por eso lo más importante es que acudan a un especialista cuanto antes para que detecte la raíz del problema.

Verás, las personas suelen creer que con cepillarse los dientes 2 veces al día basta para mantener una buena salud bucal, y la verdad es que esto no es del todo cierto. No es suficiente con el cepillado, y cuando no se aplican otras técnicas o cuidados diarios es muy probable que se generen complicaciones como esta.

Cómo evitar un dolor de muela

¿Te preguntas qué le falta a tu rutina de higiene dental? Sabemos que sí, por eso acá te contaremos más al respecto.

Para que tus dientes se mantengan saludables y no tengas que sufrir dolores de muela que te arruinen el día, y te mantengan muy adolorido e inflamado, necesitas cepillarte correctamente, usar hilo dental y enjuague bucal antiséptico a diario.

Estas pequeñas acciones pudiesen parecerte tediosas, sobre todo porque tienes que realizarlas todos los días, pero créenos cuando te decimos que solo así te mantendrás alejado del dentista por cuestiones de emergencias bucales ¿Vale?

Ahora bien, lo ideal es que sí hagas una cita con tu odontólogo de confianza si una de tus muelas decide “enojarse” contigo y causarte un dolor insoportable, pero si por alguna razón no puedes pedirle ayuda de inmediato te recomendamos que tomes en consideración los siguientes consejos que te proporcionarán un alivio temporal.

Cómo quitar el dolor de muela

1. Mastica un poco de perejil

Los remedios naturales siempre llevarán las de ganar en estos casos; por eso el perejil puede convertirse en tu mejor amigo si sientes que el dolor de muelas se está intensificando.

El perejil cuenta con unas increíbles propiedades antiespasmódicas y suele proporcionar una mejora considerable. Lo ideal es que tomes un puñado y lo mastiques durante un par de veces del lado donde está la muela dolorosa, y si te preocupa su sabor, pues descuida porque solo deberás masticarlo, no tragarlo.

2. Aplícate hielo

Esta recomendación es casi prehistórica, pero no por ello es menos poderosa, útil o efectiva. Colócate compresas de hielo sobre el área de la cara inflamada a causa de la muela dolorosa el mayor tiempo posible, luego retira y repite el proceso tantas veces como sea necesario para adormecer la zona problemática.

Y si eres muy intolerante al frío intenta colocarte compresas de agua helada en vez de ponerte hielo, esta opción tardará un poco más en generarte alivio pero al final terminará prestándote.

3. Haz gárgaras de agua salada

Llena un vaso de agua y diluye 2 o 3 cucharaditas de sal y luego enjuaga tu boca un par de veces cuando el dolor sea muy intenso. Esta combinación es potente para combatir las infecciones así que puede servirte de mucho cuando tengas una muela infectada que te esté causando el malestar.

4. Colócate cebolla o ajo en el área afectada

Específicamente en el lado de la encía en donde tienes la muela que te genera ese intenso dolor. Pese al olor y sabor a ajo o cebolla que pueda quedarte en la boca, lograrás calmar el dolor instantáneamente porque ambos tienen propiedades analgésicas y desinflamatorias.

Además mantendrán la zona un poco más higiénica ya que también cuentan con poderes antisépticos ¡Increíble!, ¿no crees?

5. Confía en el té negro

El té negro es rico en ácido tánico, el cual es sumamente eficaz para aliviar los dolores de muela. Toma una bolsita y prepárala en una taza de agua a temperatura ambiente y una vez que esté lista aplícatela en el área cercana a la muela dolorosa.

Pero esto no es todo, también puedes beberte la infusión que preparaste para que los efectos analgésicos de este té surtan un mayor efecto de adentro hacia afuera.