Estos son los mejores remedios caseros para la gastritis

Cuando se inflama la mucosa gástrica se produce la gastritis. Dicha mucosa es la capa de células que cubre el estómago para resguardarlo de la acidez de los jugos gástricos.

La hay aguda, crónica, flemonosa, erosiva, hemorrágica, atrófica, hipertrófica, linfocítica, autoinmune, eosinofílica e infecciosa.

Quienes padecen gastritis sienten fuertes dolores en la parte superior del abdomen, ardor o presión, generalmente relacionado con algunas comidas.

La sintomatología varía entre pacientes, algunos atraviesan episodios de náuseas y vómitos, mientras que otros no. Son comunes los eructos y también puede haber sangre en las heces, incluso en el vómito.

¿Por qué se produce la gastritis?

Son muchas las causas que provocan el desarrollo de la enfermedad, desde acostumbrar a ingerir comidas calientes que afecten el revestimiento del estómago, hasta abusar del alcohol, fármacos o tabaco.

También las cirugías importantes o infecciones por la bacteria helicobater pylori, son vinculadas a algunos tipos de gastritis.

Si las paredes son perjudicadas, la sangre no circula correctamente y comienzan los malestares.

Su diagnóstico es clínico, solo se logra con gastroscopia para luego realizar una biopsia a la muestra y saber si es positiva. Con ese resultado comienza el tratamiento médico, generalmente basado antiácidos para suavizar los síntomas y refrescar las molestias por la irritación.

Pero además de los químicos, la medicina natural o casera tiene efectos impresionantes.

Remedios caseros para la gastritis

1. Alimentación adecuada. En nuestra dieta debemos incluir alimentos que no afecten las paredes del estómago; los cítricos en exceso no son nada buenos.

2. Té de linaza. Una cucharada de semillas de linaza en un vaso de agua tibia nos hará sentir mejor. Es importante que la preparación repose medio día antes de ser consumida.

3. Sábila. Esta es una panacea para casi todas las enfermedades; en el caso de la gastritis, funciona como antimicrobiano y cura el revestimiento intestinal. Puedes preparar un agua de sábila, pero también comprar el jugo que venden en las tiendas y consumir ¼ de taza tres veces al día.

4. Agua de limón. Si bien los cítricos en exceso no ayudan, un poco del jugo de un limón en un vaso de agua tibia detendrá la producción de jugos gástricos, porque el estómago detectará la acidez. Los efectos cicatrizantes sanarán alguna úlcera y funcionará como elemento alcalino.

5. Papa cruda. Media papa pelada y triturada en medio vaso de agua que luego colarás y beberás en ayunas, desaparecerán la acidez.

6. Agua de cebada. Calma la inflamación si remojas algunos granos de cebada en agua. Bebé la mezcla luego de 12 horas.

7. Agua de coco. En lugar de tomar agua normal, cuando tengas sed bebe agua de coco. Hazlo durante todo un día y verás cómo se recupera tu estómago.

8. Apio, zanahoria y papa. La mezcla de los tres es recomendada para sanar las afecciones de la gastritis. Tienen que estar crudos. Licúa media papa grande, dos ramas de apio y una zanahoria. Bebe durante dos meses en ayuno y verás los resultados.

9. Avena. Las papillas de avena con miel en el desayuno combaten la gastritis aguda y las úlceras.

10. Regaliz. En dulce o masticando un suplemento de raíz de regaliz podemos notar mejoras. Se hace tres veces al día, justo antes de cada comida.

11. Perejil, soya y berro. Cinco ramas de perejil y cinco de berro, más tres tazas de leche, es uno de los remedios más recomendado. Licúa los ingredientes y bebe una taza tras cada comida. Lleva a cabo este tratamiento durante seis meses.

12. Manzanilla. Como la sábila, funciona para calmar los síntomas de muchísimas enfermedades. La infusión de manzanilla refresca las paredes estomacales.