Estos son los seis mejores remedios caseros para la resaca

Luego de una jornada en la que hemos consumido más alcohol del que nuestro cuerpo pueda procesar, es normal sentir resaca. También se le llama veisalgia, y se trata simplemente de los síntomas o malestares que experimenta el cuerpo tras una ingesta excesiva de licor.

Estos síntomas son desagradables, pero se pueden tratar desde la comodidad del hogar y se usan muchas recetas para combatir sus efectos, las cuales conocerás a continuación.

Síntomas de la resaca

Guayabo, resaca, veisalgia, ratón. A lo largo de Latinoamérica recibe muchos nombres, pero se trata de la misma afección: los efectos que el alcohol tiene sobre nuestro organismo.

Cada persona es distinta, pero en términos generales la resaca genera una serie de síntomas que resultan comunes para todos los que la sufren.

Lo que experimenta el cuerpo humano puede variar, pero generalmente la resaca se caracteriza por generar malestar en todo el cuerpo.

Los síntomas suelen caracterizarse por: dolor de cabeza, sed, fatiga, aturdimiento, náuseas, sensibilidad a la luz, sensibilidad al sonido, deshidratación, vómitos, indigestión, irritabilidad, excesiva micción, sudoración, vértigo, entre otros.

Los mejores remedios caseros para la resaca

El primer paso cuando una persona sufre los embates de la resaca, es hidratarse, principalmente con agua.

Aunado a ello, tampoco se recomienda dejar de comer aunque exista inapetencia, náuseas o vómitos, pues al no ingerir alimentos aumenta la posibilidad de deshidratación, mareos y debilidad.

Dejamos aquí algunas “recetas” de remedios caseros que han sido usados por cientos de personas alrededor del mundo para combatir los síntomas de la temida mañana siguiente.

Té de cáscara de banana. La banana contiene una importante cantidad de potasio y aminoácidos, especialmente en la cáscara, que ayuda a restituir los niveles de fructosa y potasio que se pierden con el consumo de alcohol.

Recomendamos pelar una banana e introducir la cáscara en una taza de agua caliente. Debe dejarla enfriar y luego tomarse el té.

Huevos, tocino y jugo de naranja. Dicen que este es el desayuno perfecto cuando hay resaca. Se debe a que los huevos tienen un compuesto llamado cisteína que ayuda a combatir el aldehído, una de las sustancias químicas que se acumula en el cuerpo cuando se ha bebido demasiado.

El tocino, por su parte, cuenta con aminoácidos que también ayudan a combatir los efectos secundarios de la ingesta de alcohol, al igual que la vitamina C contenida en la naranja.

Jugo de zanahorias y cítricos. La ingesta en ayunas de un jugo que contenga zanahorias, limón y naranja, es altamente beneficioso para disminuir las náuseas, el dolor de cabeza y el malestar general. Se recomienda tomar en ayunas para permitir que el organismo absorba mejor la vitamina C y el betacaroteno.

También existen otras recetas de batidos como la combinación de tomate, pepino y cebolla, o la opción de naranja y banana, aunque también se ha descubierto que es altamente efectivo el jugo de zanahorias, remolacha (o betabel) y limón.

Chilis. Hacer una comida que incluya tomates, pimientos, chilis y huevos, es ideal para garantizar que los síntomas desaparezcan por completo. Los chilis y el pimiento activan el organismo y apoyan a los compuestos del huevo para depurar los restos de alcohol.

Sándwich energético. Un emparedado de pan integral, bananas, miel y mantequilla de maní, dará un aporte importante de calorías, aminoácidos y fructosa en un solo bocado, garantizando una mejoría de la resaca.

La sopa más popular. La tradicional sopa de pollo con fideos ha sido la opción favorita por diseño y no deja de ser un gran clásico al que recomendamos agregar zanahorias, papas y célery para mejores resultados.