5 preguntas que debes hacerte antes de salir con tu ex

La tentación puede jugarte en contra frente a tus recuerdos sobre tu ex. Pero ¿debería tener una cita con mi ex? Te contamos lo bueno y lo malo de salir con una ex pareja. Salir con tu ex es casi el fracaso seguro. Si lo estás pensando realmente deberías considerarlo seriamente porque si ya falló una vez, no hay razón que no vuelva a suceder.

Igualmente, no todas las reuniones terminan mal, de hecho podría ayudarles a ambos a entender por qué fallaron como pareja. Pero el problema principal cuando caes en la trampa de salir con un ex es “¿estoy lista?”.

Eso solo lo sabes tú, a veces, en momentos de soledad te pones melancólica y lo recuerdas con cariño, olvidando los momentos que llevaron al colapso de la relación. Quizás no recuerdes a todos y tampoco tendrías una segunda cita con alguno de ellos, pero siempre hay uno o dos que recuerdas todavía con una pizca de amor.

Cualquiera sea el caso, puede que te encuentres pensando en tu ex y decidas escribirle y recordar los momentos felices e incluso sumar uno más al montón.

Salir con un ex puede ser lo mejor que te puede pasar, si todavía no lo has superado. Pero si te encuentras una y otra vez repitiendo estas situaciones, entonces lo mejor sería no verlo ni hablar por un tiempo para evitar las frustraciones y sentimientos de tristeza por que la relación no prosperó.

Recuerdos de tu ex

Te has puesto a pensar por qué piensas en él o por qué lo extrañas. Es por qué todavía lo amas o por qué tu relación actual no es tan buena como aquella.

No deberías intentar volver con tu ex porque no tienes ganas de comenzar una nueva relación o por miedo al fracaso. Te daremos un par de cosas para que medites si piensas salir con tu ex y, si después de leerlos todavía tienes ganas, quizás es algo por lo que deberías pasar. Lo peor que puede pasar es que la salida no salga bien, pero la ruptura ya es un hecho así que tu situación no debería cambiar.

1. Compara tu presente con tu pasado

Tener una cita con un ex después de la ruptura es muy tentandor. Cuando estás en pareja tu vida es diferente ya que en la cama, fiestas o salidas te comportas completamente distinto. Pero cuando rompes tu vida cambia y puede que todavía no estés lista para eso.

Incluso si estás en una relación con otra persona, es imposible no comparar al actual con el ex y, si a tu pareja actual tiene defectos que tu ex no tenía, esto te hará pensar mucho más en tu ex de forma positiva.

2. ¿Es el sexo?

Una vez separada, no puedes agarrar a tu ex cuando se te ocurra pero, si ambos están de acuerdo, pueden encontrarse cada tanto para admirar lo bien que está el uno del otro, en la cama.

El sexo con él puede ser una propuesta de lo más tentadora si eran compatibles en la cama. Creerás que esto renueva la pasión y el amor, pero no. Eso funciona en ese momento en el cual predomina la atracción, porque en algún momento se gustaron solo físicamente. Pero debes saber que cuando el amor termina, termina.

3. ¿Es realmente amor?

La única razón por la que deberías considerar volver con un ex es si estás realmente enamorada y te sientes destrozada por la ruptura. Si te abandonaron o te fueron infiel, seguramente el amor todavía esté presente.

En estos dos casos, la ruptura es más dolorosa pero debes intentar superarla porque claramente ese hombre no vale la pena. Pero si no fue el caso y sucedió por desgaste de la pareja, entonces júntate y plantea la situación.

4. ¿El sentimiento es mutuo?

Si las ganas de volver es por parte de los dos, entonces dale una segunda oportunidad al amor. Pero si tu pareja es feliz con otra persona y no tiene interés de volver contigo, no puedes obligarlo. Intenta superarlo de la mejor forma y sigue tu vida. Encontrarás a alguien que te ame al 100% y sea feliz a tu lado.

5. ¿Vale la pena una segunda oportunidad?

Salir con un ex nuevamente puede hacerte sentir bien durante las primeras semanas en la que ambos están poniendo lo mejor de sí para que funcione. El sexo será increíble y estarán más unidos que nunca.

Pero en algún punto la relación comenzará a alcanzar su madurez, lo cuál sucederá más rápido porque ya se conocen. Cuando este momento pasa, la emoción desaparece y ¿seguirás conforme con tu decisión? Pregúntatelo antes de tomar una drástica decisión.

Todas estás preguntas deberían hacerte reflexionar cuando la idea de salir con un ex se hace presente y así tomar la mejor decisión.