Semillas de girasol, una opción saludable y nutritiva

Las semillas de girasol son muy bajas en colesterol y sodio, lo cuál ayuda a proteger el corazón. Estas semillas son una buena fuente de vitamina B6, magnesio, cobre, manganeso, tiamina, fósforo y selenio, además de ser rico en vitamina E.

Para mantener tu nutrición diaria bien alta, debes optar por incorporar semillas de girasol a tus comidas. Pero no solo son nutritivas, también nos brindan los siguientes beneficios:

1. Previene el daño celular

Las semillas de girasol, como bien dijimos, son ricas en vitamina E la cual es un componente vital en las necesidades nutritivas del día a día. Estas semillas son grandes antioxidante que detienen la expansión por todo el cuerpo de los radicales libres. Estos radicales pueden provocar ciertas enfermedades y daños celulares.

Las fuentes de vitaminas E no son muy comunes pero las semillas de girasol lo son. Además proporcionan un correcto funcionamiento del sistema circulatorio.

La vitamina E ayuda a que la sangre se coagule fácilmente cuando sufres algún corte o herida externa.

2. Mejora la digestión

Al contener una gran cantidad de fibra, las semillas ayuda al correcto funcionamiento del sistema digestivo. Si tu cuerpo posee una deficiencia de fibra, puedes experimentar algunos problemas de salud como constipación, hemorroides, cáncer de colon y quizás algunas otras enfermedades que comprometan los intestinos.

Se recomienda consumir diariamente 30 grs por día de fibra en un adulto promedio. Ya sabes entonces que incorporando las semillas de girasol a tu dieta contribuyes a la salud general de tu cuerpo.

3. Incrementa los niveles de energía

Para la mayoría de los atletas, las semillas de girasol son un snack rico y nutritivo ya que ofrece altas cantidades de proteína y carbohidratos. Estas semillas ayudan a la descarga de glucógeno al torrente sanguíneo proporcionando un impulso adición de energía rápida.

4. Refuerza los músculos y los huesos

El hierro presente en las semillas de girasol distribuye el oxigeno por los músculos mientras que el zinc refuerza el sistema inmune para prevenir enfermedades. El magnesio es también esencial para fortalecer los músculos y para producir más energía. Solo 2/3 del magnesio del cuerpo está alojado en los huesos. El alto magnesio que contienen estas semillas disminuye la presión sanguínea lo cual, a la larga, colabora en prevenir un ataque al corazón.

5. Aumenta la salud de tu cerebro

Muchos estudios demostraron que las semillas tienen efectos sedantes en tu cerebro y ayuda a mejorar el humor. Esta propiedad se debe al alto contenido de triptófano presente en las semillas.

Cuando ingieres comidas que poseen triptófano, se incrementa la producción de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor que reduce la tensión y el estrés.

6. Son útiles durante el embarazo

Las semillas de girasol son una gran fuente de ácido fólico, un tipo de vitamina B esencial durante el embarazo ya que ayuda a la producción de nuevas células en el cuerpo. Funciona en colaboración con la vitamina B-12 formando hemoglobina en los glóbulos rojos.

Te contamos los beneficios principales de consumir semillas de girasol. ¿Qué esperas para añadirla a tus comidas?

Imágenes: 1