Los mejores 7 tips para aliviar la sensibilidad de las mamas

La sensibilidad en las mamas puede provocar mucha disconformidad, especialmente a la hora de moverse, así como pesadez, dolor y aumento del tamaño de los senos.

La sensibilidad se da en los tejidos mamarios y es acompañado de mucho dolor. Es común experimentar esto durante el ciclo menstrual, el embarazo, la lactancia y después en la menopausia. Durante estos períodos ocurren cambios hormonales que hacen que las mamas se hinchen y duelan mucho. Otra causa puede ser:

  • Senos fibroquísticos
  • Dieta
  • Dolor muscular
  • Dolor de hombros
  • Congestión en el pecho
  • Medicamentos
  • Tabaco
  • Sostén mal ajustado

Te daremos 7 tips para la sensibilidad de las mamas

1. Masajes suaves

Muchas veces el músculo del pecho contribuye a este mal estar. En este escenario, un masaje puede ayudarte mucho. Este promueve la circulación sanguínea que ayuda a reducir la tensión en los senos. Además mantiene la retención de líquidos bajo control, reduciendo el dolor.

2. Hielo

Para lidiar con la sensibilidad, un poco de hielo puede ayudarte. El frío es bueno para aliviar el dolor producido por una lesión o senos fibroquísticos. La temperatura fría ayuda a reducir la inflamación en los nervios alrededor de los senos.

3. Calor

Algunas mujeres pueden sentir alivio del dolor cuando toman un baño caliente. Usando calor directamente sobre los senos ayudas a relajar los músculos y reducir el dolor. Además ayuda a la circulación de sangre en el área.

4. Sostén soporte

Un sostén viejo o sin elástico puede provocar este problema en las mamas. Cuando sufras de dolor sin razón aparente, cambia el sostén por uno deportivo o más amplio, que sostenga las mamas por completo. Esto evitará que se muevan cuando caminas o corres y el dolor aumente.

5. Aceite de Onagra

Este aceite es rico en ácido linoleico, que hace que los senos no sufran tanto con los cambios hormonales. Esto ayuda a disminuir el dolor durante la menstruación o los días de ovulación.

6. Diente de león

El diente de león es útil para reducir el dolor y la sensibilidad en los senos. La naturaleza diurética y su contenido de potasio elimina el exceso de agua del cuerpo, lo que alivia a la pesadez ya que los líquidos retenidos se van.

7. Vitamina E

Esta vitamina se ayuda a tratar la sensibilidad de los senos. Colabora regulando los cambios hormonales y reduce la inflamación provocada por los síntomas pre menstruales y el embarazo. Puedes optar por usar aceite de vitamina E para masajear los senos. También alimentos ricos en esta vitamina como las semillas de girasol, almendras, oliva, espinaca, palta y hojas de remolacha.