8 consejos para practicar sexo oral de manera segura

El sexo oral es una práctica común para dar placer a la pareja antes del acto de penetración. Esas sensaciones y estímulos se logran activando las emociones a través de los órganos genitales femeninos o masculinos.

¿Cómo? Usando la boca, lengua y labios hasta llevar a la persona a un punto máximo de excitación.

Pero debemos tener cuidado con ese jugueteo previo, porque si bien es una manera menos riesgosa al evitar que ocurra un embarazo, es posible que hacerlo sin la protección o precaución adecuada terminen por acarrear alguna infección o padecimiento.

No se trata únicamente de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) como sífilis, gonorrea, herpes, VIH; también hay posibilidades de tumores inducidos por virus como el del papiloma humano.

Aprende estas técnicas de sexo oral

Si nunca has hecho sexo oral y quieres aventurarte, sorprende a tu pareja llevando las riendas en la cama. Sigue leyendo, pues te presentamos algunas técnicas infalibles y cómo practicarlas de forma segura.

Cunnilingus y felación son los tipos más comunes de sexo oral, llevadas a cabo tanto por heterosexuales como por homosexuales. El fin de ambos métodos es satisfacer a quien nos acompaña en la cama.

En la primera técnica la persona chupa o lame el clítoris, los labios de la vulva y la entrada de la vagina; mientras que en la segunda ocurre lo mismo pero en el escroto y el pene, hasta que el hombre eyacula.

Lo que debes tener en cuenta para reducir riesgos en la intimidad, en líneas generales tiene que ver con la higiene. Los detalles, a continuación:

1. No realizar sexo oral cuando la pareja tiene la menstruación, ya que así no tendrás contacto con la sangre.

2. Tampoco exageres en el acto. ¿Has escuchado la frase “garganta profunda”? Es precisamente lo que sugerimos evitar. El sexo oral prolongado y fuerte podría causar traumatismos en la boca.

3. Fíjate si tu pareja tiene alguna cortadura o lesión en los genitales; de ser así, por ningún motivo inicies contacto hasta que un médico atienda la afección.

4. Cuando se hace felación, el hombre tiene que usar preservativo para no contagiarnos alguna ETS. Actualmente venden condones con variedad de sabores, bastante recomendados para que el saborcillo y aroma del látex no te corten la inspiración. Compra los que no traen lubricante.

5. Si la pareja es estable, es decir monógama, no es necesario usar preservativo porque en teoría ninguno sufre ETS que perjudique al otro; llevar un control en estos casos se logra a través de exámenes de laboratorio con cierta frecuencia, de manera que se descarten los riesgos.

6. Las actividades bucales que generen cortes o abrasión están prohibidas antes del sexo oral (cepillarse o usar hilo dental). Para llegar con aliento fresco, es mejor masticar una pastilla o caramelo de menta, también lavarse con enjuague bucal.

7. No tragues semen, líquido pre-eyaculatorio o fluidos vaginales. Si tu pareja no usa condón, es preferible que acabes en la mano, escupas el semen y uses enjuague.

8. Usa cuadros de látex o protectores dentales para evitar el contacto directo de la lengua con la vagina; sino consigues estos productos, entonces corta un condón y cubre tu lengua. El objetivo es disminuir el riesgo de contraer el Virus de Papiloma Humano. La estimulación y excitación no disminuirá.

Si crees que aún no estás preparado para estas modalidades del sexo, entonces ve poco a poco y prueba con caricias, masajes y la masturbación mutua. Tanto tú como tu pareja deben sentirse cómodos y confiados con lo que sucede dentro de la alcoba.

Califica este artículo:

4.5/52 votos