Siete signos del trastorno bipolar que no conocías

identity camouflage

El trastorno bipolar es una enfermedad mental que se caracteriza por marcados cambios de humor, variado y que va de una extrema alegría a una profunda angustia. Cada uno de estos episodios extremos pueden durar horas, días, semanas o incluso meses.

Debes saber algunas cosas fundamentales sobre el trastorno:

1. Aproximadamente 140 millones de personas padecen este trastorno

2. A menos que tengas una manía severa, la bipolaridad es difícil de diagnosticar

3. Se estima que 1 de 5 personas diagnosticadas cómo bipolares también han sido diagnosticada para trastorno de personalidad.

Los cambios de humor, a veces, pueden ir de la mano, por eso se puede experimentar gran exaltación y depresión al mismo tiempo.

Esta enfermedad no es rara de diagnosticar. En el mundo, 140 millones de personas la padecen y viven con ella. Sus síntomas suelen aparecer pasada la adolescencia, en adultos jóvenes, pero en algunos casos también pueden aparecer durante la niñez.

Las mujeres son más propensas a ser diagnosticadas que los hombres, aunque la razón de esto todavía no está muy clara. Este desorden puede ser muy difícil de diagnosticar pero hay ciertas advertencias que puedes tener en cuenta.

Tipos de trastorno bipolar

Aunque hay 4 tipos de trastornos bipolares reconocidos, hay dos que son los más comunes de diagnosticar.

Bipolar 1

Este es la clásica forma del trastorno bipolar y usualmente se llama “depresión maníaca”. El tipo 1 no deja ninguna duda sobre sí alguien está en una fase maníaca de la enfermedad.

El comportamiento es de extrema alegría, ya que el estado de animo se intensifica rápidamente hasta que se está fuera de control. La persona podría tener una crisis y terminar en la sala de emergencia o peor si no se trata a tiempo.

Para calificar de bipolaridad tipo 1, la persona debe tener un episodio maníaco (con signos como exaltación e irritabilidad en el estado de animo, marcando la diferencia con el comportamiento habitual), que dura al menos siete días, o síntomas maníacos muy extremos que requieren una cuidado clínico/ médico.

Bipolar 2

Es cuatro veces más común que la 1. Se caracteriza por síntomas maníacos mucho más leves, conocidos como síntomas hipomaníacos, lo que los hace más difícil de diagnosticar.

Generalmente los síntomas de este tipo de bipolaridad son imperceptibles para la persona que lo padece, por eso suelen pedir ayudas motivados por un amigo o familiar. La hipomanía puede empeorar si no se recibe el tratamiento apropiada o, en algunos casos, derivar como depresión.

Alertas que hay que tener en cuenta sobre el desorden bipolar

El trastorno bipolar incluye diversas advertencias.

7 signos de la manía:

  1. Sentirse muy feliz o eufórico por largos períodos de tiempo
  2. Sentirse fácilmente agitados, como una sensación de nervios
  3. Hablar rápidamente, acompañado por pensamientos
  4. Inquietud o impulso estremo
  5. Alteración del juicio
  6. Confianza poco realista en las propias habilidades o poderes
  7. Tener comportamientos de riesgo como: relaciones sexuales impulsivas, apostar los ahorros de toda la vida o hacer gastos desorbitantes.

7 signos de la depresión:

  1. Sentirse triste o desesperanzado por largos períodos
  2. Alejarse de amigos y familiares y perder interes por actividades que en su momento te hacían feliz.
  3. Significativo aumento o pérdida del apetito
  4. Falta de energía o fatiga severa
  5. Hablar lento y desganado
  6. Problemas de memoria, concentración y de tomar decisiones
  7. Pensamientos de suicidio o preocupación por la muerte

¿Cómo es el diagnóstico de la bipolaridad?

Como bien dijimos, es difícil de diagnosticar. Primero hay que diferenciar entre los dos tipos de bipolaridad e identificar sus síntomas. Cuando los doctores sospechan que el paciente puede sufrir de bipolaridad, puede que usen diferentes enfoques para realizar el diagnostico certero.

  • Un examen físico que descarte cualquier otra condición médica que pueda ser la base de los síntomas, como un problema de tiroides.
  • Una evaluación mental, que incluye entrevistas y cuestionarios con miembros de la familia.
  • Un diario de tu estado de ánimo para rastrear tus patrones de sueño y el humor diario.
  • Usando un diagnóstico del manual de desordenes mentales, llamado DSM-5 compararán tus síntomas con la definición de los síntomas del trastorno para ver si coinciden.

Si estás preocupado en ser bipolar, la mejor opción que puedes tomar es educarte acerca de los diferentes tipos de desórdenes de humor y cuáles son sus síntomas. Una vez hecho esto, consultas con un doctor.

¿Cómo se trata la bipolaridad?

Una vez que tienes el diagnóstico, tu doctor decide el tratamiento correcto para vos. Puede incluir:

  • Medicación
  • Terapia psicológica
  • Tratamiento de abuso a sustancias
  • Terapia electro-conductiva (la menos utilizada)

Un psiquiatra es generalmente quien maneja tu tratamiento, pero también puede haber un equipo con un asistente social, psicólogo y un enfermero psiquiátrico.

Video: Conoce más sobre el trastorno bipolar

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=PGVcUTA4m_g”]