Síndrome del ojo seco – causas, síntomas y tratamiento

Si posees el síndrome del ojo seco, tus ojos no producen la cantidad suficiente de lágrimas para mantenerse lubricados. Las consecuencias principales de este síndrome son claras: tus ojos no pueden eliminar ni el polvo ni otros factores irritantes.

Los síntomas del síndrome del ojo seco son

  • Escozor
  • Sensación de quemazón
  • Dolor
  • Ojos rojos

Utilizar la computadora por un largo rato, leer mucho tiempo seguido o estar por una cantidad considerable de horas en un ambiente seco puede agravar los síntomas del síndrome del ojo seco.

Además, quienes sufran de este problema tienen más posibilidades de sufrir infecciones, o incluso sus ojos se podrían inflamar. A pesar de que este síndrome es muy molesto para quien lo padece, rara vez produce ceguera permanente.

Causas del síndrome del ojo seco

Las lágrimas poseen tres capas. Estas son: la capa externa oleosa, la capa del medio acuosa, y la capa interna con mucosa. Si las glándulas que producen los elementos varios de tus lágrimas están inflamadas o no producen suficiente agua, aceite, o mucosidad, esto puede derivar en el síndrome del ojo seco.

Cuando el aceite está ausente en tus lágrimas, las mismas se evaporan rápidamente y no pueden mantener brindar un nivel de humedad constante a lo largo del tiempo.

Las principales causas de este síndrome son las siguientes

  • Terapia de reemplazo de hormonas
  • Exposición al viento o al aire seco
  • Exposición a calefactores durante el invierno
  • Alergias
  • Algunas medicaciones como anticonceptivos o antihistamínicos
  • Edad avanzada
  • Uso a largo plazo de lentes de contactos
  • Utilización de un computador por muchas horas
  • No pestañear lo suficiente

Los riesgos del síndrome del ojo seco

Este síndrome es muy común entre personas de más de 50 años. Se estima, por ejemplo, que en los Estados Unidos existen 5 millones de personas que presentan esta condición.

La mayoría de estas personas son mujeres, pero también hay un alto número de hombres que sufren del síndrome del ojo seco. Las mujeres que están embarazadas o durante la menopausia tienen el riesgo más alto de sufrir este síndrome.

Hay otros factores que pueden aumentar las posibilidades de sufrir del síndrome del ojo seco, entre las que encontramos:

  • Alergias crónicas
  • Enfermedad de tiroides
  • Lupus, artritis reumatoide
  • Queratitis (dormir con ojos parcialmente abiertos)
  • Deficiencia de vitamina A

Diagnóstico del síndrome del ojo seco

Si sientes que tus ojos están secos y no tienes la misma facilidad que antes para ver, te recomendamos visitar un oftalmólogo lo antes posible.

Luego de describir los síntomas, seguramente pasarás por una serie de tests que examinarán la lubricación de tus ojos y podrán determinar si estás en buen estado o si algo anda mal.

El test de Schirmer también se puede utilizar; su objetivo es medir qué tan rápido tus ojos producen lágrimas.

Tratamiento del síndrome del ojo seco

  • Lágrimas artificiales: las mismas pueden aumentar la humedad de tus ojos, y suele ser el tratamiento más común. Para muchas personas funciona a la perfección.
  • Tapones lagrimales: tu médico puede utilizar tapones para bloquear los orificios de drenaje de tus ojos, y de esta manera disminuir la velocidad en la que pierdes lágrimas.
  • Medicamentos: el medicamento más común que se utiliza para tratar este síndrome es un anti-inflamatorio conocido como Ciclosporina. Esta droga lo que hace es aumentar la cantidad de lágrimas en tus ojos, minimizando el riesgo de daño a la córnea.

Existen otros tratamientos como:

  • Cambio en la nutrición
  • Cirugía
  • Cuidados en casa con humidificador

El síndrome del ojo seco no suele afectar permanentemente la visión de quien sufre de este problema. La molestia se puede minimizar con el tratamiento indicado. Si estás sufriendo de este problema o conoces a alguien que lo está, no dudes en contactar al un profesional de inmediato.

Video: Síntomas de ojo seco

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=4mcYJcyhs4w”]

Imágenes: 1, 2

Califica este artículo:

0/50 votos