Cuáles son los principales síntomas de la sífilis

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que a diferencia de otras, puede desarrollarse sin presentar síntomas. Es ese tipo de patologías que fácilmente un individuo padece y que posiblemente pasen años antes que se entere.

Es una infección crónica producida por una bacteria y si bien la forma común de contagio es el contacto sexual, una embarazada puede transmitirla al feto.

Las lesiones que produce son ulcerosas y una vez detectadas es posible curarlas con antibióticos.

Pero para saber si contrajimos la enfermedad es necesario realizarse una prueba de sangre, porque a veces notamos un grano o enrojecimiento y creemos que se trata de una afección cutánea, cuando realmente es la ETS.

Los síntomas se dividen en fases y son las que te explicaremos a continuación.

Fase uno: cuando la bacteria entra al cuerpo se forma una llaga a la que muchos conocen como chancro; esta generalmente no causa dolor, pero las hay abiertas y húmedas. Aunque lo común es que aparezca en las tres primeras semanas tras el contagio, también podría notarse hasta 90 días después. En ese periodo, la sífilis es altamente contagiosa.

Vulva, pene, vagina, escroto y ano son las zonas en las que más aparece el chancro; sin embargo, en ocasiones es visible en boca y labios. Dentro de la vagina, recto y prepucio, son áreas en las que se deja notar. Estas desaparecen solas.

En tal etapa la gente se confunde y suele creer que se trata de un vello encarnado o protuberancia sin mayor importancia. No te quedes con la duda, deja la vergüenza a un lado y busca atención médica para frenar el curso de la enfermedad.

Fase dos: cuando la enfermedad avanza a su segunda fase, llamada latente, hay erupciones en la piel de color rojizo o marrón, principalmente en la palma de las manos o en la planta de los pies. A veces son úlceras abiertas y pequeñas en las membranas mucosas.

Lo que sentimos es similar a un malestar por gripe o fiebre. Es como si estuviésemos cansados, nos doliera la garganta, músculos o se nos inflamaran los músculos. La caída del cabello y pérdida de peso son otras de las señales que aparecen en la segunda etapa de la sífilis.

Otra de las características de este período es que las erupciones se prolongan entre dos o seis semanas, pero fácilmente pueden desaparecer y aparecer, son intermitentes en un lapso de dos años.

Para que no se convierta en peligrosa, hay que contrarrestarla ingiriendo medicinas prescritas por un médico. En esta fase la enfermedad se diagnostica solo por examen de sangre, historial del paciente o nacimiento de un niño contagiado por la madre.

Fase tres: la tercera etapa es la más crítica por ser un estado de detección tardío. Podría comenzar con un año de retraso tras la infección o en cualquier etapa de la vida, por eso es necesario actuar oportunamente.

Entre las consecuencias de no notar los síntomas desde el inicio, están las afecciones al corazón y vasos sanguíneos, ceguera, trastornos mentales, daños al sistema nervioso, otras complicaciones y, en el peor de los casos, la muerte.

¿Cómo tratarla?

Para combatirla los médicos aplican un tratamiento de al menos dos semanas de penicilina intramuscular. También recetan pastillas y antibióticos en cápsulas; dependiendo de lo avanzado de la enfermedad, será mayor o menor la dosis.

Si presentas algunos de estos síntomas, consulta a tu médico de cabecera, él sabrá cómo atenderte y curarte de la enfermedad.

No olvides que los síntomas pueden manifestarse de manera diferente en cada persona.

Califica este artículo:

5/51 voto