Los mejores trucos para superar las barreras comunicacionales

Cuando hablamos de barreras comunicacionales nos referimos a todas esas interferencias, obstáculos o trabas que pueden ocurrir en el proceso que sigue el mensaje desde el emisor al receptor y que impide que llegue o que se entienda de manera adecuada.

Estas barreras pueden ser semánticas cuando tienen que ver estrictamente con el significado de las palabras; físicas cuando el ambiente es el que dificulta que se entienda el mensaje; ideológicas cuando la cultura y el idioma juegan un papel fundamental; psicológicas cuando las actitudes y comportamientos del emisor y el receptor distan mucho y las fisiológicas, que son las que dificultan la claridad del mensaje.

Un ejemplo muy claro en cuanto a una barrera semántica, tiene que ver con la relación médico-paciente o incluso puede ocurrir cuando un padre intenta comunicarse con su hijo adolescente y no logran entenderse.

También puede ocurrir que, por falta de química, por cuestiones de edad, condición social o porque simplemente no congeniamos con alguien en particular, la comunicación sea casi misión imposible.

Si bien es cierto que hay cosas que están fuera de nuestro control como las interferencias ambientales –fenómenos climáticos, fallas en redes, ruidos- existen alternativas para procurar que la comunicación sea lo más efectiva posible.

Consejos para superar las barreras comunicacionales

Como ocurre con cualquier otro problema, lo primero que debes hacer para solucionarlo es identificar las causas y en función de eso, tomar la decisiones correctas.

Sin embargo existen recomendaciones generales muy útiles, incluyendo:

• Intenta ser lo más claro posible a la hora de emitir tu mensaje

• No uses términos sumamente complicados, procura usar palabras simples

• No des nada por sentado y asegúrate que tu interlocutor te entienda

• No hagas de la conversación un monólogo

• Si estás en un lugar ruidoso, ve a otro punto más silencioso

• Busca puntos de referencia en común para acercarte a tu interlocutor

• Procura la retroalimentación para que el otro sienta que su opinión cuenta

• Trata de no sobrecargar tu mensaje con mucha información.

Algunos de los principales problemas que se presentan al momento de intentar comunicarnos con alguien, tienen que ver con nosotros mismos y por eso vale aplicar técnicas que puedan mejorar el proceso, incluyendo:

• Usa un tono de voz adecuado para que se escuche lo que dices con claridad

• Haz uso del lenguaje corporal para enfatizar tus ideas y explicarte mejor

• Las expresiones faciales cuentan al momento de emitir un mensaje

• No des tantas vueltas y ve al grano, un mensaje conciso llega más rápido

• Pon atención a lo que te dice y no te dice tu receptor.

Claves para ser un buen comunicador

Seguramente alguna vez te has topado con alguna de esas personas que se comunican con tal facilidad que lograr entenderse con todo el mundo y logran que todo el mundo comprenda lo que dicen.

Algunos aseguran que se trata de una habilidad con la que nacen ciertos individuos, pero lo cierto es que con algunos tips es posible que te conviertas en un mejor comunicador.

1. Ten en cuenta que absolutamente todo comunica: cómo te paras, cómo te vistes, cómo sonríes, cómo saludas, lo que subes en redes sociales y lo que no subes.

2. No te coloques en una posición superior frente a tu receptor, pues la intimidación cierra las posibilidades de la comunicación.

3. Adapta tu lenguaje a tu audiencia, pues el mensaje no va a llegar nunca si los términos que utilizas no los entienden quienes te están escuchando.

4. No seas prejuicioso, pues esta es una de las razones que ayudan levantar una barrera comunicacional.

Es posible derribar las barreras comunicacionales y lograr que tus mensajes lleguen sin mayor interferencia, solo necesitas poner un poco de tu parte para lograrlo.

Califica este artículo:

0/50 votos