Infórmate acerca de cómo afrontar el TDAH en niños

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) parece ser uno de los diagnósticos más comunes en estos tiempos, para entender el comportamiento desajustado de algunos niños y que pudiera estar asociado con problemas en el lóbulo frontal, corteza prefrontal o fallas en algunos neurotransmisores. En este artículo te contaremos como afrontar el TDAH en niños.

Falta de atención, falta de concentración, problemas de conducta, exceso de movimiento, aburrimiento, emociones cambiantes y muy intensas. Estos son algunos de los síntomas relacionados con el TDAH, un padecimiento que inicia en la infancia y que implica inconvenientes en el desarrollo y el aprendizaje.

El problema es que muchos padres se enfrentan a un sinfín de dificultades al no saber decidir qué abordaje decidir, pues se debaten entre la tan controversial medicación y otros tratamientos que prometen mejores resultados.

Existen tres tipos de TDAH

-El TDAH de subtipo inatento.
-El TDAH de subtipo hiperactivo impulsivo.
-El TDAH de tipo combinado.

El primer caso se refiere a los niños que presentan falta de atención o incapacidad para mantenerla durante un periodo largo. El segundo caso se presenta en pequeños con exceso de movimiento y de energía, además de impulsivos y emocionales. El tercer caso incluye toda la sintomatología.

Tratamiento indicado para el TDAH

Normalmente el psiquiatra o neuropsicólogo, especialistas que se encargan de tratar este trastorno, son los que van a determinar la conveniencia del tratamiento farmacológico, un abordaje que suele estar acompañado de muchas posiciones en contra.

La medicación que se receta para los pacientes de TDAH es una sal de anfetamina, que es un estimulante a nivel cerebral que logra que niño sea más atento y se concentre mejor. Esto puede estar combinado con antidepresivos, dependiendo del caso.

Adicionalmente se aconseja la psicoterapia, para ayudar al pequeño en sus áreas de desarrollo, en coordinación con el colegio y con la familia. Lo recomendable es un tratamiento global para mejores resultados.

Abordaje del TDAH sin medicamentos

Algunos padres están en desacuerdo con medicar a sus hijos, por temor a los efectos secundarios que pudieran generar las sustancias indicadas para este tipo de padecimientos.

La alternativa para estos casos es un abordaje que incluye:

  • Cambios en la dinámica del hogar y modificación de horarios para una rutina estructurada.
  • Uso de productos naturales con propiedades calmantes como la pasiflora, la tila y valeriana.
  • Planear técnicas de estudios especiales para lograr que el aprendizaje sea mucho más sencillo.
  • Hacer una rutina de ejercicios y juegos adecuada para que los para que los pequeños canalicen su energía de manera positiva.
  • Investigar qué alimentos son adecuados e inadecuados para niños con TDAH, para la elaboración de un menú especial.
  • Es importante que los padres se unan a grupos de apoyo, para entender cómo otras personas han afrontado el trastorno con sus hijos.
  • Planificar actividades que ayuden al niño a aprender técnicas de relajación, para que él mismo aprenda a calmarse cuando se sienta agitado.

Sobre el TDAH se ha dicho mucho, incluso que es un trastorno que no existe y que por lo tanto no debe ser tratado. Sin embargo, otros especialistas aseguran que ocurre todo lo contrario, que hay muchos niños que padecen del trastorno y que no han sido correctamente diagnosticados.

Cada caso es diferente y aunque los que desmienten el trastorno suelen decir que lo que necesitan los niños es disciplina, como padre es importante que confíes en tu instinto y seas capaz de identificar si tu hijo necesita apoyo especial para superar algunas situaciones.

Afrontar el TDAH no es algo sencillo, pero con la orientación adecuada de un psicólogo o neuropsicólogo y los cuidados necesarios, es posible sobrellevar el proceso con tus hijos, sin mayores inconvenientes.