Los beneficios consumir té de hierbas durante la fiebre

La fiebre es un síntoma al que tenemos que prestar atención, ya que significa (entre otras causas) que el cuerpo está luchando contra algún agente externo como por ejemplo un virus o una bacteria.

Uno suele buscar en analgésicos la opción rápida para bajar la fiebre y solucionar los problemas. Sin embargo, hoy vamos a ver qué efecto pueden tener los té de hierbas para controlar y reducir la fiebre.

Hoy te mostraremos los principales beneficios del té de hierbas durante la fiebre. Entre ellos, descubrirás que pueden estimular la desintoxicación del cuerpo e incluso mejorar los dolores musculares comunes durante la fiebre.

Importante: recuerda que la fiebre es un síntoma de un problema que está detrás. Siempre consulta con tu médico para entender cuál es la causa del problema y cuál es el mejor tratamiento a seguir.

El té de hierbas entibia y estimula el cuerpo

La fiebre es un síntoma natural de que el cuerpo se está poniendo en modo “protección”. El mecanismo natural para esto es aumentar la temperatura general del cuerpo, para que las bacterias o virus estén en un entorno más hostil.

El té de hierbas puede aumentar la temperatura del cuerpo, y esto no se produce solamente porque es una bebida caliente. Las propiedades de ciertas hierbas estimulantes contenidas en este té incrementan la circulación, y esto le permite a los glóbulos blancos llegar más rápido al foco de la infección.

Entre las hierbas más beneficiosas para tratar la fiebre podemos encontrar: la menta, el jengibre, el ajo o incluso el coriandro.

El té de hierbas desintoxica el cuerpo

Cuando sube la fiebre y sube la temperatura del cuerpo, los poros de la piel se abren y permiten que el cuerpo transpire como mecanismo para enfriarse y así evitar que se llegue a temperaturas muy elevadas.

La transpiración no sólo ayuda al cuerpo a enfriarse, sino también a desintoxicarse, ya que es una forma natural de eliminar toxinas. Algunas hierbas como  eltomillo, bálsamo de abeja y el jengibre ayudan al cuerpo a eliminar toxinas.

Es excelente para hidratar el cuerpo

El problema en sí no es la fiebre, sino la deshidratación que se puede provocar a causa de este síntoma. Si estar hidratado es fundamental cuando estás sano, cuando estás enfermo es aún más importante.

Una de las cosas más importantes que puede hacer (sino la más importante) es mantenerte hidratado si tienes fiebre. Puedes probar tomando agua directamente, o algún caldo. Es importante destacar que el té de hierbas es una excelente opción para mantener tu cuerpo hidratado.

Puede aliviar los dolores corporales

Una taza de té no sólo hidrata y tiene buen sabor, sino que además podría ayudarnos a aliviar los dolores provocados por la fiebre. Los analgésicos funcionan como anti-inflamatorios, reduciendo la inflamación que produce dolor. Ciertos tés pueden tener este mismo efecto en el cuerpo.

La menta, por ejemplo, es un excelente relajante muscular que puede ayudar a eliminar molestias musculares y dolores provocados por la fiebre.

Otros tés herbales pueden aliviar los síntomas de congestión nasal, la sinusitis, los dolores de cabeza, los problemas estomacales, y otros síntomas clásicos de un cuadro febril.