Estos son los tratamientos para la celulitis más utilizados en el mundo

Los tratamientos para la celulitis han evolucionado en forma definitiva a lo largo del último cuarto de siglo, por lo cual en la actualidad se dispone de numerosas alternativas que se encuentran al alcance de todas las mujeres que deseen recibir una terapia óptima para esta afección frecuente.

La celulitis consiste en la acumulación desorganizada de tejido adiposo en los planos que se encuentran comprendidos entre la piel y los grupos musculares situados en distintas regiones del organismo.

Como consecuencia de algunas modificaciones hormonales y de ciertos parámetros hereditarios y genéticos, se estima que el 90% de las mujeres presentan algún grado de celulitis localizada a lo largo de su vida. Si bien desde el punto de vista estadístico esto podría considerarse como normal, los cánones de belleza motivan la creciente necesidad de resolver esta problemático con recursos accesibles y seguros.

La medicina estética ofrece en la actualidad 2 grandes estrategias para el tratamiento de la celulitis. Sin dudas, los métodos tradicionales consisten en la eliminación de estos remanentes adiposos por medio de la lisis natural del tejido.

En este ámbito se mencionan el ejercicio localizado (con el objetivo de incrementar el consumo de la grasa vecina a los planos musculares), la dieta de bajo contenido de hidratos de carbonos refinados y lípidos complejos (los cuales se acumulan en las células del tejido adiposo) y el consumo de abundante hidratación.

En este grupo de estrategias de tratamiento para la celulitis pueden mencionarse las cremas de uso externo para activar la circulación local y otras variantes farmacéuticas de características similares.

Por otra parte, las terapias de escasa invasividad constituye la forma más eficaz y moderna de enfocar esta afección. En este campo se describe un crecimiento exponencial de tratamientos para la celulitis, entre los que vale la pena hacer mención a la mesoterapia localizada, la aplicación de pulsos de radiofrecuencia para distintas profundidades, la liposucción convencional o mediada por láser, la lipoaspiración y la lipoescultura.

Estos métodos conllevan la administración de sustancias o la utilización de instrumental que se ubica por debajo de la piel, pero en forma limitada a las capas más externas. De este modo, la necesidad de anestesia es mínima y los resultados se consideran de alto rendimiento, en el marco de valores financieros relativamente accesibles.

Los tratamientos para la celulitis han dejado de ser una utopía inaccesible en términos de seguridad y de los costos. Por el contrario, los avances técnicos se han vinculado con una progresiva reducción de los precios, lo que ha facilitado al mismo tiempo una mayor accesibilidad y una creciente posibilidad de capacitación de un mayor número de profesionales.

Es posible considerar en los tiempos modernos que los tratamientos para la celulitis están al alcance de todas las mujeres que deseen combatir esta afección, ya sea que prefieran los sistemas más tradicionales basados en medidas no farmacológicas o en productos de uso externo, o bien las estrategias de baja invasividad que permiten obtener resultados notables en combinación con índices apropiados de seguridad.

Imágenes: 1, 3

Califica este artículo:

0/50 votos