Várices: Por qué aparecen (y el mejor método para eliminarlas!)

El primer factor por el cual aparecen las várices es porque la sangre que fluye por las venas de nuestro cuerpo no puede hacerlo de forma natural. Como consecuencia de esto, la sangre se acumula en las venas (específicamente en las de nuestras piernas) y aparecen esas pequeñas “arañitas” desagradables y para nada estéticas.

Pero esa no es la única razón por la cual aparecen las várices. Existen otros motivos que pueden provocar su aparición y te vamos a contar cuales son para que puedas tenerlos en cuenta:

  • Venas dañadas

El flujo sanguíneo de nuestro cuerpo suele variar de acuerdo a las actividades que estemos realizando. Las venas se abren y se cierran de acuerdo a la intensidad del flujo de sangre y cuando esto no ocurre, a largo plazo, puede que aparezcan las várices.

  • Edad

Es un factor inevitable ya que a través de los años el funcionamiento de nuestras venas puede verse dañado. Esto sucede porque de manera paulatina se va perdiendo la elasticidad y con más probabilidad surgen diferentes tipos de trastornos vasculares que dañan la circulación normal del flujo sanguíneo.

  • Ejercicio físico con alto impacto

Si bien es recomendable practicar actividad física, tienes que escoger lo que mejor te convenga ya que cuando levantas objetos con mucho peso, colaboras en la aparición de várices. Recuerda exhalar cuando vayas a levantar peso, así evitaras sumarle presión de más a tu abdomen, que es el encargado que las venas se expandan.

Várices-Qué factores inciden en su aparición

  • Género

A diferencia de los hombres, las mujeres tenemos más probabilidades de desarrollar várices, sobre todo en el embarazo ya que nuestro cuerpo produce más estrógeno del normal y esto provoca que las venas se relajen impidiendo la correcta circulación de la sangre. También surgen várices durante la menopausia y la menstruación.

  • Estreñimiento

Las personas que sufren esta condición tienen mayores probabilidades de desarrollar várices. Esto se debe a que a la hora de la deposición se realiza más esfuerzo del normal y esto produce una gran presión que daña las venas. El daño que sufren, en un lapso de tiempo, hace que aparezcan várices.

  • Sedentarismo

Un estilo de vida sedentario o con falta de movimiento puede incrementar la aparición de arañitas. Pasarse horas sentada y sumado a eso, estar cruzada de piernas, le impide a la sangre circular correctamente y se producen estancamientos de la sangre en las venas y como consecuencia se generan nuevas várices.

Várices-Qué-factores inciden en su aparición

  • Genética

Si tu madre o abuela poseen várices, lo más probable es que tú también las desarrolles a lo largo de tu vida. Es importante contar con los antecedentes médicos de la familia para prevenir su aparición a tiempo y combatirlas con el tratamiento adecuado.

  • Sobrepeso

El exceso de peso puede acelerar la aparición de las várices ya que se ejerce más presión en las diferentes áreas del cuerpo (sobre todo en las piernas). Otro motivo es la obesidad que impide la correcta circulación del flujo sanguíneo provocando daño en las venas.

  • Piernas lesionadas

Si sufriste una cirugía en las piernas, fractura de tibia o peroné o tienes mala circulación de sangre en las piernas, es más probable que desarrolles várices ya que las venas pueden haber sufrido algún daño.

  • Ropa Ajustada

Existen prendas que son muy ajustadas al cuerpo e impiden que la sangre fluya normalmente. Zapatos altos y cerrados o un jean ajustado pueden provocar la aparición de várices a largo plazo. Usa ropa cómoda que no dificulte la circulación sanguínea.

Ya te contamos todo lo que debes saber sobre los factores que producen la aparición en nuestras piernas. Elimina los hábitos que puedan colaborar en su aparición.

¡Atención! ¿Quieres eliminar tus várices?

¿Quieres conocer el mejor método natural para prevenir y combatir las várices? Existe un sistema 100% natural y eficiente que te permitirá liberar tus piernas de várices y arañitas, para siempre.

Descúbrelo haciendo click aquí. ¡Cambia tu vida para siempre!

Califica este artículo:

5/51 voto