4 motivos importantes por los cuales debes consumir vitamina D

La mayoría de nosotros sabe que la vitamina D es importante para mantener nuestro sistema inmunológico fuerte, pero muy pocos conocen los otros beneficios que vienen con esta vitamina, y son igual de importantes.

Esta vitamina puede ayudar a cuidar tu salud de muchas maneras, incluyendo:

Prevención de la gripe

En un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition los investigadores estudiaron a los niños en edad escolar para determinar si la vitamina D reduce la incidencia de la gripe. Después de evaluar a los 167 niños que participaron en el estudio, los científicos llegaron a la conclusión de que la suplementación con vitamina D3 definitivamente tuvo incidencia sobre la reducción de gripe en ellos.

Mejor función muscular

Está demostrado que existe un vínculo entre la vitamina D, la función muscular y la recuperación luego de hacer ejercicio. Los bajos niveles de esta vitamina se han relacionado con la fatiga muscular. La investigación adicional sobre adolescentes encontró que disponer de más vitamina D ayuda a la recuperación de los músculos,

Protege la función pulmonar

Una deficiencia de vitamina D está relacionada con una rápida disminución de la función pulmonar entre las personas que fuman. Los investigadores exploraron la relación entre la vitamina D y el tabaquismo, la función pulmonar y la disminución de la capacidad pulmonar en 626 hombres. Se encontró que esta vitamina tenía un efecto protector sobre los pulmones y su funcionamiento.

Reducción del riesgo de diabetes tipo 2 en niños

Existe un vínculo entre la obesidad infantil y la vitamina D.

Los investigadores siguieron a casi 500 niños obesos para determinar los factores que están involucrados con la diabetes. Identificaron una conexión entre los bajos niveles de vitamina y la resistencia a la insulina y una mayor probabilidad de experimentar diabetes tipo 2 (diabetes no insulino-dependiente) más adelante en la vida.

También encontraron que los niveles de esta vitamina eran más bajos en los niños que sufrían de obesidad en comparación con sus contrapartes más delgados.

Mientras que muchos profesionales de la salud todavía aconsejan a los pacientes que la luz del sol es suficiente para obtener vitamina D, los centros de salud recomiendan obtener la vitamina D de tres fuentes diferentes: exposición moderada a la luz solar, fuentes de alimentos y suplementos.

Se recomienda la suplementación con D3, conocido como colecalciferol, el tipo de vitamina que se ha utilizado en la mayoría de los estudios que muestran los beneficios de esta vitamina.